5 (100%) 2 votos

Quién puede resistirse a una propuesta que se llama “la hora feliz”; los bares con happy hour siempre fueron codiciados, pero en esta época de billeteras flacas son imperativos a la hora de salir a tomar algo. Aquí, un repaso por tres opciones de las más generosas:

Brukbar no sólo miércoles
Brukbar es, entre los bares con happy hour, el rincón palermitano elegido por los gastronómicos y eso implica varias cosas. En primer lugar, un clima descontracturado, donde la premisa es ir a relajarse; en segundo, una buena propuesta gastronómica; por último, precios acordes a los sueldos bajos que se pagan en el rubro.

Algunos días de semana, esas cifras que se leen en carta, descienden unos dígitos ya que ofrecen happy hour. Por ejemplo los miércoles, cuando dos por uno en la carta de cócteles: “elegimos ese día, ya que tres años atrás, cuando comenzamos, el público salía de bares a partir del jueves y decidimos darle un incentivo. Hoy el público coctelero sale de lunes a domingos, pero el happy miércoles ya es un clásico con gran convocatoria”, cuenta Adriano Marcellino, uno de los dueños.

Y la hora feliz aquí lo es más todavía, ya que todos los cócteles de autor cuestan $240. Para arrancar, imperdible hacer un doblete del best seller de la casa, el Lemon Tree (vodka, maracuyá fresco, menta, limón y cassis). Otro famoso, es el Don Pingwino -una especie de sangría reversionada- con Skyy Vodka, Malbec, jugo de pomelo y syrup de canela.

Los amantes del bourbon tienen como favorito al Funeral de Carlos (bourbon, Pimms y aceites cítricos dulces con bitter New Orleans).

Pero si el miércoles tenés agenda, aprovechá el martes que hay promoción en cócteles clásicos, todos a $185. Algunas opciones: Negroni, Boulevardier, Rob Roy, Bloody Mary, etc.

Y atento: un domingo por mes, el calendario marca el “Hangover Sunday”, con Bloody Hour -Bloody Mary gratis entre las 20 y las 21- o un Hangover Cocktail de regalo si se pide una hamburguesa.

Por último, la comida también tiene promo: los jueves hay 2 X 1 en burgers durante toda la noche.

@brukbarba | Fray Justo Sta. María de Oro 1801, Palermo

Rey de copas, por el trono
Desde su apertura, Rey de Copas funcionó firme con una carta de 53 cócteles, un local bien ambientado y una de las terrazas más lindas de Palermo.

Ahora relanzan carta de la mano del bartender Andrés Lorier –head bartender del prestigioso restaurant Chila– con la intención de renovar el trono. “Tener 53 cócteles generaba mucha congestión en la barra, lo que hice fue acotar la propuesta y dejar de lado cosas como el maracuyá y los frutos rojos”, cuenta Lorier.

Entre los bares con happy hour, los precios del Rey son felices al cien por cien: 2 cócteles de autor a elección por $380. Y, lo que es mejor, la promo está disponible todos los días hasta las 22. Su versión de Boulevardier tiene un twist simple que hace la diferencia, infusiona el bourbon con hongos de pino y lo completa con las otras dos partes que lleva este cóctel: Campari y vermú rosso.

Otras reversiones de autor son el Bloody Thai –vodka infusionado con sésamo y Sriracha– y el Bengali Margarita, con almíbar de hibiscus, triple sec, jugo de limón, tequila y un garnish de sal de hibiscus.

Y como para beber hay que comer, también tienen promociones en platos. Los tragos de la sección “Vermuteo”, que incluye opciones clásicas (Cynar Julep, $200; Aperol Spritz, $230, entre otros) y de autor, como el Julep Obrero (Amargo Obrero, gin macerado con Aguaribay, limón, pomelo, almíbar y menta, $220), traen bonus track. Hasta las 22, si se piden dos cócteles para vermutear viene una tablita de quesos y aceitunas de regalo.

También hay hora feliz para los amantes de la cerveza: dos artesanales a $240.

Se sugiere ir temprano y sumarles a los combos de happy hour, la felicidad de tomarse un traguito en la bella terraza.

@reydecopas_bar | Gorriti 5176, Palermo

bares con happy hourFestival entre los bares con happy hour
El nombre lo indica: por su codiciado patio, el ambiente amigable y relajado y sus precios, es un festival. Los cócteles arrancan en $165, pero encima hay días especiales de happy hour en los que los precios bajan aún más.

Los miércoles, por ejemplo, presentan el ciclo “Pyme: proyectos y mentes espectaculares”, Festival le presta el espacio a emprendedores emergentes para que exhiban sus productos o servicios, así los clientes del bar pueden disfrutar de unos tragos mientras compran o, simplemente, descubren nuevas marcas.

En ese marco, hasta las 23, ofrecen dos gin tonics a $270 y dos Negronis a $320. Los jueves las chicas toman el control de las bateas, bajo el lema (muy elmató) “Mujeres bellas y fuertes”, invitan a la cabina a una dupla femenina que no sean djs para que se encarguen de musicalizar la velada. Esa noche, hasta las 23, venden dos Johnnie Walker Lemon & Ginger a $250 y dos gin tonics a $180.

Además, de sus 12 cócteles de autor (entre $200 y $310) ofrecen una sección especial de caipis, juleps y gin tonics. Entre las caipis (desde $190), se encuentran las clásicas inha (a base de cachaça), oska (de vodka), ríssima (de ron) y la menos conocida caipijagger con Jägermeister.

Los tragos de la familia Julep –todos con el rasgo común de ser refrescantes y llevar mucho hielo y menta– incluyen versiones con aperitivos, gins, whiskys, entre otros.

Dato clave, ofrecen cinco variantes de gin tonic ($200), imperdible el Volumen V (gin Gordon’s, Earl Grey, almíbar de pimienta de Jamaica, tónica); y para quienes quieran sumarle un toque picantito a tanta frescura se recomienda el Volumen II (Gordon’s infusionado con lemongrass, almíbar de jengibre y tónica).

También hay una buena selección de vinos, con etiquetas como Finca Suárez Malbec y Alma Gemela Bonarda, entre otras. ¿Cervezas? Ídem.

@festival.bar | Gorriti 5741, Palermo

María Paula Bandera
Periodista especializada en gastronomía y lifestyle con más de diez años de trayectoria. Publica en medios nacionales e internacionales, Elle, Ohlalá, La Nación, Forbes Argentina; Bleu&Blanc (México), iN (Chile) y Escala (México), entre otros. En 2015, fue finalista del Premio Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la Excelencia Periodística, en la categoría “Crónica”. Colabora regularmente con Clarín, Brando y Apertura. Su especialidad es el “trabajo de campo” para saber qué se agita las cocteleras porteñas. Si la buscan, la encuentran en las barras. En Instagram es @paubande.