5 (100%) 3 votos

En varias oportunidades insistimos en que ya no hay excusas para los cerveceros que hacen mala cerveza. Con el vertiginoso aumento de la popularidad de la cerveza artesanal argentina, hay una buena cantidad de personas dispuestas a ofrecer sus servicios y recursos para ayudar a todos (los que se dejan ayudar) a tener éxito.

Quiero decir, aún cuando no quedan razones para no hacer buena cerveza, es evidente que unos cuantos cerveceros están sub utilizando esos recursos. Persisten los mismos problemas que se vienen criticado hace años. Con cientos de cervecerías compitiendo por una parte del mercado de la cerveza artesanal argentina, la calidad, la innovación y la diferenciación son más importantes que nunca.

Con la pasión no alcanza. Pero eso va en ambos sentidos. Los consumidores tampoco tenemos excusas para ignorar el manejo, aunque mínimo, de ciertas herramientas que hacen al alma de la experiencia de beber cerveza. No hablo de rodeos intelectuales. Tampoco de tener que convertirnos en expertos. Más bien de informarnos con los conceptos básicos, un poco de los estilos, las diferencias entre una lager y una ale, y en términos amplios, la comprensión del proceso de elaboración, que es de donde nacen los rasgos de personalidad de cada cerveza.

Claro que los argentinos somos expertos en todos los campos y como no podía ser de otra forma, Internet está llena de geeks de cerveza argentina mal informados.

Si bien las soluciones pueden parecer obvias, a veces las cosas necesitan repetirse. Así que, salvo que sean uno de esos que ya lo saben todo, acá van algunos consejos que te pueden ayudar.

cerveza artesanal argentina otra

Leé y escribí
Podrá parecer que llevo agua para mi molino, pero investigar a los cerveceros y las cervezas que disfrutás es construir los cimientos de tu perfil consumidor. Tan básico como poder recordar la cerveza que te gustó, para destacarla frente a otra que pasó desapercibida. Así como los cerveceros se esfuerzan en lograr un producto con personalidad, es nuestra tarea reconocer el estilo que tanto trabajo dio. Al principio, eso llevaba un poco de esfuerzo, pero hoy la mayoría de las cervecerías tienen un sitio web con descripciones de sus cervezas. Aprendé más sobre quiénes son los responsables y las intenciones detrás de sus cervezas.

Te diría que elijas dos o tres publicaciones, cuentas de Twitter o Instagram, para ampliar tu lectura sobre cada faceta de la cerveza artesanal argentina y su tumultuosa cultura.

Está bueno también tomar notas sobre las cervezas que probás. Aprendé mínimamente cómo se hace una nota de cata. Es una de las mejores maneras de conocer una cerveza, de descubrir qué te gusta y qué no. Y por qué.

Encontrá una comunidad
Un buen lugar de partida en Argentina es Somos Cerveceros. Buscá clubes y espacios de degustación. Gente con la que puedas compartir alguna botella extraña. Personas con ideas afines que comparten el placer por la cerveza. En esta nota mencionamos algunos clubes, como Bierful, que hacen una selección mensual y comparten buen contenido para iniciados.

Hacela en casa
No es para todos, pero un enfoque práctico del proceso de elaboración te va a enseñar mucho, sobre todo sobre lo que es una cerveza verdaderamente mala (todos estuvimos ahí). Después de comprobar el trabajo que implica hacer una buena cerveza, lo seguro es que vas a apreciar a los cerveceros desde una perspectiva completamente nueva. ¿Necesitás un empujón? Mirá en esta otra nota cómo y dónde hacer cursos para fabricar tu propia cerveza argentina.