Posted on

Bros & Hops apuesta a servir buena cerveza como Dios manda en Palermo

Mientras que la mayoría sólo miraba cómo hacer una cerveza distintiva, en Bros & Hops pusieron foco en la calidad del servicio para que el producto guarde todos sus standares originales.

Bros & Hops

Ya pasado el boom del público que dio sus primeros pasos en el universo cervecero, esos entrantes que se volcaron a los bares desaforadamente a probar prácticamente cualquier cosa, abrir un local dedicado 100% a la cerveza no era fácil. Menos en esta época de incertidumbre en cuanto al consumo. Y menos aún si sos un apasionado del tema y te importa hacer las cosas bien, al largo plazo.

Desde el vamos, la propuesta necesitaba una vuelta de tuerca. esa fue la apuesta de Juan Manuel Vilchez y su socio para el flamante Bros & Hops, que tras mucho trabajo de preparación, abrió ayer sobre la calle Honduras al 5900 de Palermo.

La clave es la última milla

En pleno ajetreo de la inauguración hablé brevemente con Vilchez, para averiguar qué los diferencia. “Lo que nos decidió a encargar el proyecto fue descubrir que la misma cerveza tiene aroma y sabor diferente según te la sirvan en distintos bares – explicó Vilchez -. Eso nos dio la pauta de que más allá del producto el tema es la distribución. Nos dimos cuenta de la importancia que tiene en la experiencia final la limpieza de líneas y de canillas, algo que los fabricantes no pueden controlar. Entonces dijimos vamos a montar un bar que sirva la cerveza como el fabricante espera”.

Para eso incorporaron unos procedimientos especiales de limpieza, algo bastante técnico y oculto a los consumidores (bomba de recirculado, otras mangueras refrigerantes, alcohol 0.70, limpieza especial con ácido, con alcalinos, etc) pero que en definitiva hace que la cerveza recorra su camino de 5 metros desde la cámara frigorífica hasta cualquiera de las 20 canillas (14 abajo y 6 arriba) sin contaminarse.

Una pizarra variopinta con selección de clásicos

Cuando le pregunto cómo eligieron los fabricantes y los estilos que están en la pizarra, Vilchez reconoce que su pasión por la cerveza supera su pasión por el negocio. Buena parte de la fábricas que aparecen en la lista tienen amplia trayectoria, hacen cerveza de calidad, y lógicamente, no son productos económicos.

BROS 2

De ahí que en Bros & Hops haya una línea de productos Premium para consumidores exigentes, y en paralelo otra con cervezas buenas pero más accesibles, para aquellos menos exigentes. “De todos modos no tenemos ninguna birra que yo no tomaría”, dice Vilchez. “Todas tienen alguna medalla por algún lado”.

Algunas de marcas líderes como Beata, Minga, Cheverry y Gorilla entre otras. Me alegró encontrar esos estilos que solo se ven en locales especializados. Así, esta primera noche probé una NEIPA de Strange Brewing con todo lo propio del estilo, amarilla, turbia, picante, poco amarga y bien cítrica. También pude tomar la Berliner Weisse, una Maracuya Sour de Gorilla, impecable. Y también la Máquina de Minga ,que es una poderosa Barley Wine.

No tuve oportunidad de probar la propuesta gastronómica, pero en principio, por lo que muestra la carta, es lo tradicional: papas, hamburguesas, salchichas, provoletas, ensaladas.

El local tiene 300 metros cuadrados incluida una amplia terraza y capacidad para 120 personas sentadas. En cuanto al personal de barra, un punto clave para lograr el objetivo de la propuesta, me encontré con un nivel de conocimiento sobre el producto tanto poco dispar, pero con voluntad de servicio, siempre dispuestos a obtener la información que falta, que es lo importante.

Bros & Hops apuesta a servir buena cerveza como Dios manda en Palermo
5 (100%) 1 voto

Nicolás Falcioni

Nicolás Falcioni es periodista y emprendedor. Escribió en las revistas del Club del Vino y RSVP, dirige Movilion.com (www.movilion.com) medio sobre servicios móviles. Y es socio en Coworc, agencia de comunicación (www.coworc.com).

Posted on