Posted on

La Liga de Enólogos: llega la hora de los winemakers millennials

Los millennials, futuros consumidores de vino, no terminan de cautivarse con el vino. Para remediarlo, siete jóvenes winemakers se unen para torcer la historia con La Liga de Los Enólogos.

La liga de enólogos

La liga de Enólogos está formada por siete instagramers espontáneos, curiosos y atrevidos. Así son Caro, Emile, Alejandra, Vicky, Fernando, Tomás y Juan, los winemakers que decidieron asumir el desafío que la industria vínica hace años no sabe cómo abordar: conquistar a los millennials.

Con códigos particulares a la hora de elegir, comprar y consumir, esta joven generación parece blindada ante los encantos del vino, bebida que relacionan con un publico más maduro. Para decirlo lisa y llanamente, los millennials no se sienten representados por la industria del vino y ven como muy forzadas las propuestas con las que intentan captar su atención.

Entonces, ¿por qué estas siete jóvenes voluntades se sienten capaces de asumir semejante reto? Porque son millennials. Es decir, ven al vinos con la misma desfachatez que el público más joven y entienden los códigos de esta generación que impone sus propias reglas de juego. “Somos la generación que cambió la manera de escuchar música, viajar, ver películas y hasta comunicarse. También tenemos nuestra manera de elegir qué vinos nos gustan y cómo consumirlos”, explica Alejandra Riofrío una de las pioneras de La Liga de Enólogos, nombre con el que bautizaron al grupo.

Los comienzos. Todos los miembros de la Liga estudiaron o trabajando juntos en Mendoza. Luego se cruzaron en diferentes bodegas y hasta compartieron vendimias además de muchas salpicaduras de vino durante las primeras vinificaciones que hicieron juntos. Desde entonces entablaron una amistad que los lleva a seguir en contacto por más que hoy unos trabajan en Salta, otros en San Juan y el resto en Mendoza. Pero no solo comparten tiempo entre barricas, también se reúnen alrededor de la mesa, descorches mediante, con amigos ajenos al mundillo del vino. “Entre nuestros amigos somos los evangelizadores del vino. Me encanta convertir a los que te dicen que no les gusta el vino en fanáticos”, suma Vicky Flores, una de las más jóvenes del grupo.

Los vinos. Todas aquellas reuniones con amigos y salidas les permitió descubrir que podían hacer los vinos que a ellos les gusta compartir y, casi sin darse cuenta, le dieron forma al primer proyecto argentino de vinos para millennials hecho por millennials. Bajo el nombre de El Bautismo, La Liga de Enólogos acaba de presentar cuatro etiquetas con un perfil vanguardista, muy diferente al de los vinos que hasta hoy buscaban captar la atención de los más jóvenes.

“Nos gusta ser creativos, proponer algo diferente. No nos interesa lo que hacen otros o seguir recetas, queremos marcar un camino distinto”, asegura Fernando Sirerol, uno de los varones del grupo. Provistos de un manifiesto que respetan a rajatabla, al menos cuatro de ellos están involucrados en la elaboración de cada etiqueta las cuales proponen diferentes visiones del mundo del vino pero todas con historias para contar. En esta primera saga los vinos rinden homenaje al origen de la vitivinicultura argentina de la mano de cepas españolas, italianas, criollas y un Malbec muy singular.

Asi las cosas, El Bautismo de La Liga de los Enólogos ofrece M4 Malbec, BT4 Blend de Tintas, BB4 Blend de Blancas y R4 El Criollo Rosado, cuatro vinos que se pueden conseguir por $100 la botella, un precio muy conveniente para los millennials pero que sin dudas muchos otros sabrán aprovechar.

Más info en la página de La Liga de Enólogos, acá

La Liga de Enólogos: llega la hora de los winemakers millennials
4.24 (84.81%) 54 votos
En esta nota:
Posted on