Posted on

12 Malbec para descubrir más allá de Mendoza

Hay vida más allá de Mendoza en materia de Malbec. Y en esta nota proponemos un recorrido por las etiquetas que definen estilos en cada región. Probalas.

12-malbec-no-de-mendoza

Parece inevitable hablar de Malbec sin mencionar Mendoza. Y no es para menos, durante los últimos veinte años la principal provincia vitícola argentina definió la identidad del varietal, sus estilos y sabores que sirvieron de referencia a todos los productores de Malbec del mundo.

Sin embargo, durante ese mismo tiempo otras regiones del país aportaron lo suyo y en más de un caso con estilo propio y definido. Hoy podemos asegurar que el aporte cualitativo que cada rincón suma al varietal es tan importante como los avance que demuestran las bodegas mendocinas. Un hecho que bien conocen los consumidores que a la hora de renovar el paladar buscan en el norte como el sur del país los Malbec que aseguran otras sensaciones.

Hoy hacemos foco en aquellos Malbec que representan al 16% de la producción local pero que se han convertido en referentes más allá de sus viñedos.

Noroeste. Ya se trate de Malbec o cepas blancas la región norte del país ofrece un estilo propio para sus vinos. La altura de sus viñedos, los climas extremos y los suelos de montaña son un combo que define carácter y una expresión profunda que el Malbec agradece. El epicentro de esta región es Salta con sus famosos Malbec de perfil especiado y herbal con dejos expectorantes, un estilo que siguen de cerca algunos exponentes de Catamarca y Jujuy, provincia que se sumó al mapa de la viticultura local. Entre las etiquetas del noroeste que más nos cautivaron durante las catas realizadas para Informe Malbec destacamos las siguientes

Tukma Altura 2670 Malbec 2016 (92pts, $260). En Huacalera, corazón de la Quebrada de Humahuaca, bodega Tukma tiene viñedos a 2670 metros de altura. Esta zona límite en materia de frío y heladas da vida a este Malbec con intensos aromas de morrón asado, mermelada de ciruelas y trazo herbal rico. Al paladar sorprende por su elevada frescura, taninos moderados y final prolongado. Raro combo de frescura y concentración, que no aprieta y atrapa en un plan aromático singular.

Estancia Los Cardones Tigerstone Malbec 2013 (92pts, $400). Este vino es elaborado por Alejandro Sejanovich con uvas de Tolombón, Salta, paraje ubicado 40 kilómetros al sur de Cafayate. Sobre un suelo curiosos donde las arcillas calchaquíes se mezclan con piedras calcáreas y un raro componente de tonos azulados logra este varietal de perfil especiado con buena carga de hierbas frescas y frutos negros. Lo sorprendente es su ataque al paladar, brioso pero que logra aligerarse gracias a una acidez refrescante y sabrosa. Queda largo y firme con regusto balsámico. Un vino muy complejo y original.

Tordos Malbec (91,5pts, $200). Con uvas de dos diferentes viñedos calchaquíes próximos a Cafayate, Los Cardones y Río Seco, el winemkar Paco Puga elabora este varietal de aromática vegetal y balsámica con buen caudal de frutos negros confitados, ají morrón, ahumados y páprika. Paladar amplio que se afirma con buen vigor y estructura en final de boca. Vino de perfil vallisto extremo y sabroso.

Tizac Reserva Malbec 2013 (91pts, $200). Catamarca no es un origen de Mlabec que el consumidor tenga presente con frecuencia. En esta provincia que por año apostó al Syrah sin embarcgo ahay interesantes exponentes para aprovechar como este de Bodega Tizac elaborado con uvas orgáncias de Fiambalá. De color profundo, su aromática es madura con notas que recuerdan a frutos secos y ciruelas pasas. Al paladar es suelto, con buen sabor y estructura, taninos apenas rústicos en un estilo de altura clásico. Potente.

Perfil cuyano. Además de Mendoza, en materia vínica Cuyo esta conformado por San Juan y La Rioja, dos provincias con estilos muy diversos de Malbec. Por su parte las bodegas sanjuaninas apuestan a renovar el estilo de sus vinos con uvas de regiones frescas como Pedernal, valle ubicado a 1350 metros de altura en la precordillera provincial. Por su parte, La Rioja ofrece la expresión tíca de los vinos de altura con paladar equilibrado y redondo, un estilo donde se aprecian aromas que podrían se r calchaquíes con sabores cuyanos. Para entender de qué hablamos sirve buscar estos vinos:

La Puerta Alta Malbec 2015 (91pts, $109). Elaborado con uvas del Valle de Famatina, La Rioja, por el enólogo Javier Collovatti, este malbec propone una aromática herbal y frutada, con trazo balsámico y licoros que definen una interesante complejidad para un vino de su precio. En boca es amplio con entrada golosa, llena de sabor y recuerdo jugoso que lo convierte en un tinto grato y universal.

Collovatti Reserva Malbec 2012 (92pts, $310). Javier Collovatti es un joven y circunspecto enólogo del Valle de Famatina que elabora con uvas de su padre, plantadas a 1700 metros, este malbec reserva. La añada 2012 se ofrece madura en aromas, con trazo confitado mientras que en ofrece un paso caudaloso de rico sabor y equilibrio. Apto para todo paladar.

Pyros Single Vineyard Block nro 4 2013 (92,5pts, $500). El proyecto alta gama de bodegas Salentein en San Juan ofrece solo vinos elaborado con uvas del valle de Pedernal. Actualmente estos tintos comienzan a aggiornar la imagen de la provincia por su estilo novedoso de malbec. Su impronta herbal logra cautivar con tonos frutales profundos y frescos en segundo plano además de ciertos aromas de montaña. En boca fluye ligero, incluso suave en medio de paladar. En su final sus taninos se afirman y dan vigor.

El Guardado Malbec 2013 (91pts, $230). Bodega La Guarda, de San Juan, elabora este malbec con uvas de Pedernal. Lo interesante es que logra un estilo muy diferente al de otras bodegas de la provincial con un importante caudal de frutos frescos como cerezas y guindas y un trazo herbal que en boca realza un trazo goloso. Taninos redondos y exquisito final prolongado. Este estilo lo ubica entre los nuevos vinos de San Juan sobre los que vale la pena incursionar.

Patagonia. Los viñedos de Río Negro y Neuquén concentran apenas el 2,5% del malbec argentino. Pero más allá de esta cifra hay que destacar que con los años han sabido llamar la atención tanto de consumidores como de los expertos. Con vendimias regulares estas dos provincias ofrecen estilos muy diferentes que abre puertas para amabas al no solaparse. Por un lado, Río Negro con los viñedos más antiguos de la región apunta a un estilo clásico de impronta europea para el malbec mientras que en Neuquén los resultados son más modernos y alineados con el new world style. Pero hay que seguir de cerca lso avances en la región ya que la evolución estilística demuestra que en el sur están pasado muchas cosas. Basta probar las siguientes etiquetas para despejar duda:

Saurus Barrel Fermented Malbec 2015 (92pts, $350). Hasta no hace mucho, los vinos de alta gama de San patricio del Chañar ofrecía vinos cerrados y compactos que demandaban tiempo en botella y luego en copa. Hoy con los viñedos más longevos finalmente las cosas cambiaron y si bien la intensidad sigue presente se logran exponenetes como este de buen caudal frutal, tonos balsámicos y herbales que se complementan con las especias para definir complejidad. Ataque sabroso y franco, fluye aterciopelado con buen peso y taninos jugosos.

FIN Single Vineyard 2013 (92pts, $700). Bodega del Fin del Mundo comienza a escribir un nuevo capítulo para sus vinos de alta gama. entre ellos se luce este Malbec de expresión frutal nítida y compleja que recuerda a frutos negros y rojos confitados. Su ataque es caudaloso y curiosamente en medio de boca fluye ligero con buena carga frutal. Taninos redondos y jugosos que aportan un final amable.

Miras Reserva Malbec 2014 (91,5pts, $400). El enólogo Marcelo Miras lleva dos décadas activo en Patagonia. Con su familia lleva su propio proyecto dónde produce este malbec con uvas de Río Negro. El vino posee una aromática frutal y punzante, con boca llena de sabor, buen jugo y rica frescura. Lo interesante es que se permite cierta rusticidad que lo convierte en un buen vino para conocedores.

A.Lisa 2015 (92,5pts, $430). Elaborado por el enólogo Hans Vinding Diers con uvas del Alto Valle del Río Negro, este malbec ofrece una expresión curiosa para los tintos patagónicos. Cualidad que enorgullece a su creador. La vendimia 2015 despliega una aromática herbal profunda con toques vegetales y buen caudal de frutos negros y bayas. Aborda el paladar con acidez extrema que logra aligera su volumen y estructura. Taninos aun firmes, jóvenes que define intensidad.

 

12 Malbec para descubrir más allá de Mendoza
4.5 (90%) 6 votos
En esta nota:

Alejandro Iglesias

Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine

Posted on