4.5 (90%) 6 votos

El arroz es un gran ingrediente: nos salva cuando nada más hay una lata de atún para cenar tarde o cuando la imaginación no vuela más allá que las alitas de pollo frías que te quedaron de anoche. Pero claro, además de salvavidas, el arroz es un gran ingrediente porque puede ser la columna vertebral de un gran plato, delicioso y sencillo a la vez. Eso es exactamente este wok, cuya receta contamos a continuación.

Para 4 porciones, necesitás:
  • 250 grs. de arroz jazmín (basmati o cualquier arroz aromático)
  • 150 cc. de Oliovita Arbequina (u oliva extra virgen en general)
  • 3 huevos ligeramente batidos
  • 4 cebolla de verdeo cortadas en sesgo
  • 3 zanahoria en tiras
  • 1 taza de repollo morado en juliana gruesa
  • 1 taza de brotes de soja
  • ½ taza de salsa de soja
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita chile seco
Cómo hacerlo

Lavar el arroz jazmín con agua abundante y llevarlo a una cacerola con 500 cc. de agua y una cucharadita de sal. Con el fuego al mínimo y la olla tapada, cocinar entre 10 y 12 minutos. Retirar del fuego y revolver apenas con un tenedor, tapar y reservar en caliente. En una sartén de teflón con Oliovita Arbequina, saltear los huevos a fuego mínimo. Cuando coagulen, darlos vuelta con la ayuda de una espátula y, ni bien tomen color, retirarlos del fuego para cortar en juliana. En un wok colocar 100 cc. de aceite y calentar. Agregar los vegetales y saltearlos hasta que estén tiernos. Sumar las tiras de huevo, la salsa de soja, el jengibre, el ajo y el chile, mezclar. Cuando rompa hervor, agregar el arroz y mezclás suavemente con un tenedor de madera hasta integrar. Retirar del fuego, rociar con Oliovita Arbequina y servir.