Posted on

Alta gama low cost: 10 etiquetas que valen mucho más de lo cuestan

¿Te gusta darte un gusto con un vino de alta gama pero durante los últimos meses ese placer cuesta más que nunca? Agenda estos vinos y hace valer cada moneda.

vinos recomendados

Mil, dos mil y hasta cinco mil son los precios que te llaman la atención de la góndola de vinos y te preguntas: ¿en qué momento pestañeé y los precios se fueron a las nubes?

Sabemos que motivos sobran para que un vino cueste miles de pesos. Pero también sabemos que este año  los precios de muchos vinos se dispararon producto de la inflación, mientras que otros acompañan el alza solo para no perder su lugar en la alta gama. Así es que aquel vinazo que te recomendaron en agosto y pagaste $180 hoy puede estar casi $300 y ya no es lo mismo a ese precio.

Por suerte en el mercado local todavía abundan etiquetas que ofrecen mucho más de lo que cuestan. Vinos ideales para regalar y quedar como un experto o bien descorchar en la intimidad del hogar, recostado en el sofá y saborear el dato posta que te hace sentir millonario lo que dure la botella. Si querés saber cuáles son esas botellas, agendá los diez que listamos a continuación y no esperes hasta diciembre.

HD Malbec (2012, $225). Si buscás un Malbec hecho y derecho, este es una gran opción. Las iniciales de la etiqueta enmascaran la firma de los “hermanos Durigutti” quienes en 2012 lanzaron este single vineyard de Altamira complejo y jugoso. Sus aromas recuerdan al té negro con dejos de caramelo mientras los frutos rojos aportan frescura. Paladar suelto, sabor elevado y textura suave que define su grato paladar. Buscalo en vinotecas.

Begani Special Blend (2012, $245). Bodega Lamadrid construyó su reputación a base de varietales de alta expresión y sabores típicos de Luján de Cuyo. En 2014, Guillermo Lamadrid decidió sumar cortes singulares al porfolio. El Special Blend es base Malbec con aportes de Cabernet Franc y Petit Verdot, combo que resulta brioso y moderno ideal para carnes y quesos intensos. Buen caudal frutal con toques ahumados profundos.

Colomé Estate Malbec (2013, $280). El éxito internacional muchas veces es la excusa de las bodegas para duplicar el precio de un vino de un plumazo. Sin embargo, esta etiqueta súper premiada en el mundo no cayó en esa tentación. Es un varietal que se distingue por su intensidad, típicamente salteñas. Es profundo, con aromática balsámica y especiada. Para quienes busquen emociones fuertes.

La Mascota Cabernet Sauvignon (2011, $295). Esta marca de vinos, responsabilidad del winemaker Rodolfo “Opi” Sadler, nació hace más de una década para conquistar el mercado británico. Luego de años de éxito en Europa desembarcó en el mercado local durante 2015 lo que hace que no muchos la tenga presente y aun es una buena etiqueta para lucirse como un gran buscador de curiosidades. Sus vinos tienen perfil de alta gama con mucho sabor y paladar firme. Nunca pasa desapercibido.

Vulcano Gran Reserva Cabernet-Cabernet (2012, $300). Los tintos del Valle de Uco cotizan en alza. Principalmente los de Cabernet y esta etiqueta de bodega Tupún asegura un deal imbatible de precio y estilo ya que recurre a partes iguales de Franc y Sauvignon. Cautiva con aromas frutales profundo, paladar pleno de textura amable y centro de boca vivaz. Es largo y original. Un gran tinto para sobremesa o para desafiar a expertos.

Las perdices Ala Colorada Ancellota (2013, $300). Por suerte Juan Carlos Muñoz, propietario de bodega Las Perdices, no considera que innovación sea sinónimo de alto precio y es común que sorprenda al mercado con vinos originales. Esta vez lo hace con una cepa originaria de Emilia Romagna, Ancellota. Es un tinto voluptuoso con frutos negros que le ganan a los rojos junto a tonos balsámicos y herbales. Llena la boca con sabores de bayas maduras y trazos de té negro. Exótico y sabroso.

Luigi Bosca Cabernet-Malbec (2013, $330). Las marcas líderes siempre tienen  etiquetas que son eclipsadas por las más conocidas por el público. Y son esas las que se deben aprovechar, porque son tan buenas como las otras y no cuestan lo mismo. Eso sucede con este blend de Luigi Bosca de perfil clásico y sabroso, de paladar intenso con final prolongado y elegante. Ideal para regalos y mesas de negocios.

Amalaya Corte Único (2013, $335). Amalaya es una bodega favorita de los enófilos que saben cómo hacer rendir su inversión. Entre ellos es sabido que ésta es la gran etiqueta de la bodega salteña. Base Malbec con 10% Cabernet Franc y apenas 5% Tannat, logra un importante caudal aromático, paladar amplio con buen jugo y vigor.

AlPasión Malbec (2013, $345). Chacayes, en Valle de Uco, promete convertirse en uno de los grandes terroir argentinos. Excusa suficiente para aprovechar este vino antes que todos el mundo descubra el potencial de la región y el precio se ponga picante. Elaborado por Karim Mussi, es moderno y vigoroso, ideal para lucirse en mesa de conocedores.

Tinto Negro Finca La Escuela (2012, $350). Paraje Altamira es el terroir del momento, por eso mismo muchos vinos han multiplicado sus precios. Esta creación del winemaker Alejandro Sejanovich es de las que se mantienen en valores lógicos aunque le sobren virtudes. Es elaborado con uvas de un viñedo que promedia los 75 años de edad, dato que ayuda a comprender su balance y sabor pleno. Franco al origen con buen caudal y frescura, resulta complejo y moderno.

Alta gama low cost: 10 etiquetas que valen mucho más de lo cuestan
4 (80%) 2 votos
En esta nota:

Alejandro Iglesias

Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine

Posted on