Posted on

Catas de vino: los mejores lugares del off para ir por una copa y una charla

¿Buscás esos rincones en donde se prueban etiquetas raras de la mano de enólogos y se conoce gente interesante? Lo que sigue es para vos.

cata-off

Una cata de vinos puede ser un lugar fascinante, en el que probar vinos fuera de serie, conectarse con gente que tiene gusto refinados y vivir una experiencia que dan ganas de contársela a los amigos, o bien un plomo en el que escuchás los mismos descriptores de siempre, dichos por un sommelier aburrido de repetirlos, y donde los vinos pintan un mosaico rancio de sabores que no dicen nada nuevo. Si estás entre los que buscan el primer modelo de catas, tenés que saber que existen lugares en Buenos Aires y alrededores a los que ir a buscar esas perlitas por conocer. Sitios que forman un circuito off –no son vinotecas de cadena, tampoco abren siempre sus puertas– y al que se accede con el dato justo. Así es que anotá, porque lo que sigue es precisamente eso: info posta del circuito off de vinotecas con buenas charlas de vino.

Recoleta: Soil. Con un original mobiliario hecho con duelas de barricas, el sótano de esta vinoteca es escenario de algunas de las mejores catas de la ciudad. Hemos asistido a verticales de íconos locales, incunables de colección, catas comparativas con vinos del mundo o recorridos por los mejores Grand Cru Classé de Burdeos son las propuestas de los sommeliers Marcelo Yanisky y Ezequiel Schneer. Charlas con perfil profesional desde $300 por persona (cupos reducidos) aunque lógicamente el precio depende de los vinos descorchados. Publican todas sus actividades en Facebook. Seguilos.
Libertad 970, Recoleta / T. 4811-0664 / [email protected]

Parque Patricios: Ozono Drinks. El espacio dirigido por Noelia Papa y Martin Buonsante se convirtió en un rincón de culto para los amantes de las catas guiadas. El diferencial es que siempre cuentan con la presencia de reconocidos enólogos, que encuentran en este reducto a puertas cerradas un público sofisticado y ávido de conocimiento. También ofrecen catas del mundo y otras temáticas a tono con el momento del vino. Por que si hay algo en lo que esta dupla destaca, es en la creatividad a la hora de las convocatorias.
La Rioja 1823, Parque Patricios / T. 4943-6252 / [email protected]

Dato en off: EnoGarage, hace venta de garage con una vez al mes (hoy es una) con precios de $50, $100 y $150.

Caballito: Mr. Wines, vinoteca virtual. Son pocos los enólogos que pasan por Buenos Aires sin hacer una escala en lo de Fernando Musumeci, conocido el ámbito del descorche como Musu. Y en su “cueva” de caballito, Musu propone degustaciones en las que se beben y debaten las tendencias y muchos otros temas del vino. El ambiente es vínico de la “v” a “o”, sobre una larga mesa con mantel negro y rodeado de cajas de vino. El dato clave es que también convoca los sábado por la mañana, para aquellos a los que se le complica durante la semana. No hay excusa para no ir.
Toda la info en www.mrwines.com.ar / T. 011-4432-4980

Caballito: Almacén Otamendi. Victoria Belenisky y Gustavo Berman son el matrimonio detrás de esta esquina gourmet de Caballito, de la que ya te contamos in extenso acá. En su local organizan ciclos de jazz, degustaciones de cervezas artesanales y catas con bodegas. Hay para todos los gustos y preferencias, con una oferta que les asegura un público nutrido en todas sus convocatorias. Algunas catas incluso terminan con cena o bien al mejor estilo patio cervecero con “chopera libre”. Como Belenisky es una de las creadoras de la distribuidora Fulanos Wines, la casa asegura presencia de enólogos de las rarezas que vende. El costo de las catas arranca en $300 por persona pero puede variar de acuerdo al evento.
Otamendi 101, Caballito/ [email protected]

Quesos

Dato off, Zona Sur: Sacra Club de Vinos, en Ranelagh, propone este 15 de julio a las 20 horas una buena cata de Vicentín a 150 pesos. Más [email protected]

Cañitas: Vinology. Esta coqueta vinoteca de Las Cañitas es también una parada obligada en el camino off del buen bebedor. Asesorada por María Mendizábal, mejor sommelier de Argentina en 2006, propone un catálogo variado de vinos y un nutrido calendario de eventos. Las catas son coordinadas por Vanesa Vaca, sommelier del local, quién las dirige junto a enólogos invitados o colegas. El toque femenino está claro desde el mobiliario al orden. Arrancan desde 180 por persona, un precio muy amigable para aprovechar. Dato piola, este jueves, hacen una de Altocedro.
República de Eslovenia 1959, Cañitas / T. 4776-3807 / [email protected]

Palermo: Pain et Vin. Eleonora Jezzi y Ohad Weiner inauguraron hace tres años uno de los rincones palermitanos que todo wine lover porteño debe conocer. Luminoso, la mesa de cata es toda una atracción, además estantería llena de botellas, ofrecen un clima distendido además de sandwichs con panes de masa madre para acompañar. Mientras Eleonora, sommelier, se encarga de la selección de vinos, Ohad conduce el horno y elabora los panes. Tiene una buena selección de vinos para beber ahí y, semanalmente, renuevan su oferta de catas a cargo de la sommelier residente pero también con winemakers y bodegueros invitados. Un dato extra: abrieron una escuela de vinos para arrancar por lo básico.
Gorriti 5132, Palermo / T. 4832-5654 / [email protected]

 

nota catas2

Dato off, La Plata: Alma del Los Andes invita a un paseo por los wiskies del mundo, guiada por el sommelier Roberto Romano. El próximo 14 de julio, 21:30 horas.

Palermo Soho: Autre Monde. La vinoteca de Víctor Nastasi (que comparte espacio con una hermosa librería llamada Alamut) apuesta a un formato personal de degustaciones. Si bien mensualmente lo visitan enólogos y bodegueros, Víctor propone cada jueves una cata temática que él mismo diseña. Algunas con tapeo, otras con “picada salvaje” pero siempre con el sello Autre Monde, que se escribe en código de rarezas y pertenencia de parroquianos. Las más recomendables son las verticales, las de terroir y las que son a ciegas. Siempre entre cinco o siete etiquetas. Imperdible es la Gala de Novedades, una cata donde se presentan las incorporaciones al catalogo de la vinoteca.
Borges 1985, Palermo Soho / T. 5411-4832-1402 / [email protected]

Devoto: Tiempo de Sabores. Clásico del barrio de Devoto, desde hace años organiza catas para sus clientes, dos jueves al mes, y pueden ser convocados por bodegas o bien con alguna propuesta temática, pero siempre sentados a una larga mesa rodeada de barricas y vinos. La novedad es que acaban de inaugurar un segundo local, en una linda casona del barrio (Asunción 4026, a una cuadra de la plaza) que restauraron para sumar gastronomía y barra de cocteles. Un local que dará que hablar (y beber) a partir de primavera con sus mesas al aire libre.
Av. Francisco Beiro 5325, Devoto / T. 4566-1990 / [email protected]

Dato off, Bernal: Vinoteca VinoBaires organiza mensualmente catas exclusivas para clientes en un restaurante de la zona, la próxima cita es el 22 de julio a las 21 hs junto a Bodega Alto Cedro. Incluye buen tapeo por $300 por persona. [email protected]

Coghlan: Viña Urbana. Atendido por los sommeliers Francisco Mignus y Matías López, esta vinoteca “a puertas cerradas” funciona como un club para amantes del vino. Entre las actividades que ofrecen, además de catas cuentan con cenas maridadas y degustaciones de otros productos, todo sobre la larga mesa de madera secundada por las estanterías de vinos. El valor de las catas es reembolsable para quienes compren botellas al finalizar el evento. Un trueque nada despreciable.
Manuela Pedraza y Tronador, Coghlan / Tel. 4166-5555 / [email protected]

Dato off, zona Oeste: Vinoteca Vin de Garage propone degustación de Reginato y Tierra Inti, el jueves 14 de julio a las 20 horas. [email protected]

Villa Crespo: La Cava Jufré. En la esquina de Jufré y Julián Álvarez se encuentra esta vinoteca con espíritu de bar porteño que ya se convirtió en un clásico de Villa Crespo. Conducida por Lito Galeano, guitarrista y alma mater del lugar, es de las pioneras en cuanto a convocar a sus clientes, no solo a catas sino a reuniones sociales, donde nunca falta la música y los buenos vinos. Las degustaciones pueden tener lugar en el salón principal cuando son muy concurridas o bien en su cava, un pintoresco espacio con atmósfera de bodega, cuando se trata de eventos exclusivos en torno a una mesa como la que siempre quisiste tener en el comedor de tu casa.
Jufré 201, Villa Crespo / T. 4775-7501 / [email protected]

Alejandro Iglesias / @AleIglesiasWine

Catas de vino: los mejores lugares del off para ir por una copa y una charla
4.43 (88.57%) 7 votos
En esta nota:

Alejandro Iglesias

Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine

Posted on