Posted on

10 restaurantes poco conocidos a los que vale la pena ir a beber vinos

Algunas cartas son complejas, otras simples y algunas pocas tienen importados a precio de saldo. ¿Dónde comer con buenos vinos? Anotá.

restaurantes vinos

La gastronomía suele ser llana en materia de vinos: las mismas botellas, los mismos precios inflados y los mismos argumentos. Hay, sin embargo, restaurantes que comprenden que el vino es un valor además de un ítem de venta. Ahí están Oviedo, que atesora en su cava 16000 botellas increíbles y añosas, o el Bistró del Faena, que elige con precisión las casi 500 etiquetas que ofrece, o bien Aldo’s, que tiene a disposición otras tantas botellas a precio de vinoteca, o Chila, cuyo menú maridado es la gloria. Ya todos conocemos esos lugares.

Pero hay otros. Menos conocidos, donde da gusto ir a comer y beber en el amplio sentido de los dos términos. Sea porque las cartas son completas y uno se muerde el labio de envidia o porque no te matan con el precio o porque sencillamente eligen bien las botellas y uno se puede dejar guiar a gusto. Anotá, estos son restaurantes poco conocidos a los que ir a beber buen vino.

Chiuso. Enfrentado a la Torre de los Ingleses, en Retiro, este local hace las delicias de los amantes de la cocina italiana. Lógicamente con sus pastas y risottos, aunque también hay pesca fresca para aprovechar y buenas carnes. La carta de vinos es sin dudas uno de sus fuertes, ya que el propietario, el sommelier Mariano Akman, la trabaja con primor y da en el clavo a la hora de los maridajes. Conviene dejarse llevar por las recomendaciones, pero atento al precio.
San Martín 1153, Retiro / T. 4311 7652 / chiusoristorante.com

Damblee Brasserie. Cada vez que el enólogo francés Michel Rolland pisa Buenos Aires, tiene cita en el Dambleé. Secreto a voces para los habitués de esta esquina de Almagro, los pescados y los mariscos son el fuerte de la casa que conduce Gustavo Cano. Acá la cosa no se limita a una gastronomía excepcional y al servicio con precisión suiza, sino que esconde en la cava un tesoro que vale la pena descubrir, como hace Rolland.
Rivadavia 3401, Almagro / T. 4861-1629 / damblee.com

Dato en off: Oviedo, las noches de martes los vinos de alta gama se abonan al 50% (Val de Flores 2009 $880, Cuvelier Los Andes Gran Vin 2010 $ 527, Mendel Unus 2012 $ 655, Lagarde Primeras Viñas $ 875, precios de carta actual).

Parrilla Don Julio. La combinación de carnes y excelencia en servicio y productos es infrecuente en las parrillas porteñas. Este es una excepción, aún cuando tiene las paredes tapizadas de botellas firmadas por famosos, menos un dato de bodegón que un índice de ventas constantes. Pablo Rivera, propietario y sommelier, ofrece 380 etiquetas en cristalería Riedel, incluso por copa y mini decanter. Vale la pena la sección de botellas magnum y vinos de estiba, como Felipe Rutini 1997, Saint Felicien Sangiovese 1986 y Montchenot 15 años.
Guatemala 4691, Palermo / T. 4831 9564 / parrilladonjulio.com.ar

UCO. Restaurante de Fierro Hotel, su nombre hace referencia a la región del momento, Valle de Uco. El sommelier Andrés Rosberg y sus equipo de salón eligen los vinos. Cuenta con 325 etiquetas  y a diario ofrecen 14 opciones por copa ($90 a $95), de vinos poco convencionales, además de una sección de rarezas (fiano, garnacha, ancellotta, trousseau, criolla y vinos naranjos). Nada que amedrente al cocinero Ed Holloway a la hora de maridar.
Fierro Hotel, Soler 5862 (Palermo), Tel: 3220 6800, fierrohotel.com

Dato off: Pegale un ojo a La Bumón, que ofrece buen maridaje y a precios lógicos en Palermo. Y está nuevito. Acá lo reseñamos in extenso.

Bar du Marche. Bistró de mesas apretadas, aquí el vino es protagonista, con variedad de etiquetas a la moda y diferentes medidas para degustación: copa degustación, copa normal, decanter de 187 ml y de 375 ml. La clave es la degustación de 3 quesos/3 copas sorpresa, que no falla. Además de vinos argentinos ofrecen buenas opciones de afuera, como Príncipe de Viana Garnacha (España, $90 la copa), Wild Pinot Noir (Uruguay, $69 la copa) o por botella Fasi Crest Syrah de California, Argenina Le Palazzino Chianti clasico Toscana y el Rose D’ Anjou de Barton & Guestier. Para darse un vuelta.
Nicaragua 5946, Palermo / T. 4778 1050 / bardumarchepalermo.com

Dato en off: Valeria Mortara, sommelier del Faena, tiene una selección de botellas magnum muy piola, además de 16 opciones por copa.

Shout Brasas & Drinks. Comandado por el sommelier y bartender Sebastián Maggi, este local cuenta con un atractivo singular: un sofisticado wine dispenser que ofrece a diario 32 vinos por copa o media copa. Vale la pena aprovechar, son: Reto Pinot Noir ($55), Crua Chan Altamira Malbec ($120), Bramare Marchiori Vineyard Chardonnay ($140) y Doña Paula Los Indios Parcel Malbec ($220). Además hay carta con la selección semanal del sommelier y propuestas de fligth de tres vinos para acompañar los small plates en la barra.
GPS: Maipú 981 (Microcentro), Tel: 4313 2850, shoutbar.com.ar

Oporto Almacén. Alejado de los polos gastronómicos tradicionales, este restó es un spin-off de la rotisería y almacén gourmet ubicada en la esquina de Irlanda y 11 de Septiembre, pleno barrio de Nuñez. Entre sus platos de impronta porteña se destacan las milanesas, los sándwiches y ensaladas frescas que pueden acompañarse con etiquetas de bodegas como Catena Zapata, Clos de los Siete, Rutini o Zuccardi y proyectos más pequeños como Passionate Wines y los orgánicos de Dieter Meier, todos a precio de vinoteca.
11 de Septiembre 4152, Nuñez / T. 4703 5568 / oportoalmacen.com.ar

Trova. Ubicado en pleno corazón de Palermo, Trova nació como un wine bar y restaurante. Tiene una cava vidriada muy linda y en sus tres plantas, ofrece rincones para compartir o bien no ser visto. Pinchos, tapeos y fiambres, bocados ideales para acompañar las 25 propuestas por copa que ofrecen a diario así como también alguna de las 200 etiquetas de la selección que administra su propietario Alejandro Verbitsky. Para ir por novedades, un lugar moderno.
Honduras 5093, Palermo / T. 4774 6727

Dato en off. Los fines de semana Aldo’s ofrece 20% de descuento para take away de vinos. Agedá el dato.

Siamo Nel Forno. Nadie pensaría en una pizzería como un destino de vinos. Y sin embargo, muchos restaurantes envidiarían la carta de esta pizzería. Comandada por Néstor Gattorna, pizzaiolo y alma mater, elige los vinos con refinado gusto. Desde Caparzo Brunello de Montalcino ($1680) y La Sinetta Vermentino di Toscana ($500), a los raros locales Esperando a los Barbados Malbec ($300) y Perro Callejero blend de tintas ($260). Todo servido en copas importadas y con unas pizzas fuera de serie: finitas, crocantes y cocidas en poco más de un minuto de horno a leña.
Costa Rica 5886, Palermo / T. 4775-0337

Aramburu Bis. De estética canchera y carta de platos de mercado, el bis de Aramburu ofrece un lugar piola y fuera de todo circuito para ir a tomarse una buena copa. Con una carta en la que los blancos y rosados tienen tantas opciones como el Malbec, la sommelier Julia Carrique piensa desde el maridaje. Desde los chipirones al queso feta y el cordero, cada plato tiene su compañero ideal y no te operan con los precios.
Humberto Primo 1207, Constitución / T.4304.5697 / aramburubis.com.ar

Dato en off: El menú maridado de Chila ofrece la oportunidad de Bressia Brut Royale, Luigi Bosca Las Compuertas Riesling, Angélica Zapata Chardonnay y Barda Pinot Noir, entre otros lujos que propone el sommelier Marco Scolnik.

Alejandro Iglesias / @AleIglesiasWine
Joaquín Hidalgo / @hidalgovinos

10 restaurantes poco conocidos a los que vale la pena ir a beber vinos
4.5 (90%) 6 votos
En esta nota:

Joaquín Hidalgo

Es periodista y enólogo y escribe como cata: busca curiosidades, experimenta en formatos y tiene una pluma capaz de desentrañar el secreto áspero del tanino o de evocar el sabor perdido de unas granadas en la infancia. Lleva más de quince años en esto. Lo leen en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) o bien en importantes medios nacionales, como La Nación Revista, La Mañana de Neuquén, Playboy y JOY, entre otros. En twitter es @hidalgovinos

Posted on