Posted on

10 vinos nuevos que vale la pena descubrir

Esta semana terminó la feria de vinos 3D. Y estas son las 10 novedades más impactantes que probamos.

vinos nuevos

Hay ferias y ferias. Están las que ofrecen los mismos vinos de siempre y otras, como 3D, que sirve para descubrir perlitas, vinos raros y medir ciertas tendencias. Organizada en Buenos Aires por las distribuidoras SOMA, Montana Consultores y El Garage de Aldo, este año resultó una fiesta para quienes buscan etiquetas que les despeinen el paladar. A continuación, los diez que más nos gustaron.

Miras Jovem Pinot Salvaje (2016, $190). Muchos enólogos elaboran tintos como si fueran blancos para dar mayor frescura a sus creaciones. En 2015 Marcelo Miras se pasó de la raya y directamente elaboró un blanco a partir de tintas. Para el caso eligió Pinot Noir y una pequeña cuota de Savignon Blanc. La primeras 800 botellas en ver las luz se agotaron en menos de una semana y por eso, este año, la nueva añada de 3000 botellas promete mayor alcance para la misma frescura. Tenso, casi filoso, por sus estilo es ideal como aperitivo o para acompañar picadas domingueras. Eso sí: huele curiosísimo.

Hey Rosé (2015, $200). Con su varietal Hey Malbec Matías Riccetilli descontracturó la imagen del vino local, al menos en la parte que le toca. Hoy suma a la línea Hey un rosado que busca conquistar paladares jóvenes y a la vez reivindicar la calidad detrás de estos vinos. Muy frutal en nariz, a la boca es austero sin perder estilo. Vino versátil, gusta por su sencillez.

Hotel Malbec (2015, $220). Huentala Wines es la bodega de la familia Camsen, involucrada desde hace décadas en el negocio de la hotelería en Mendoza. Hace unos años compraron una finca en Gualtallary, Valle de Uco, para desarrollar un hotel de lujo y un lugar donde elaborar sus vinos. finalmente llegan al mercado bajo la asesoría enológica de Pepe Galante. La línea Hotel ofrece varietales frescos sin paso por barrica. El Malbec se luce con nítida expresión frutal y de hierbas aromáticas. Es fluido, envolvente y sabroso. Una rica novedad para descubrir.

También te puede interesar: vinos extremos llegan a la góndola

Giramundo Malbec (2013, $220). Felipe Stahlschmidt es uno de los enólogos jóvenes que se destaca en la escena local. Este es su vino personal, un varietal que elabora con uvas de Vista Flores , Valle de Uco, junto a su esposa Julieta Nuñez, también enóloga. Acaban de lanzarlo al mercado y se acomoda entre los Malbec expresivos, de sabor marcado y frescura intensa. Un proyecto para seguir de cerca ya que se trata de muy pocas botellas.

Asa Nisi Masa Malbec (2015, $230). Segundo vino de autor que presenta Quentin Pommier, enólogo de Bodega Piedra Negra (ex Lurton) al mercado. Luego del buen resultado de su Mundo Revés Malbec, ahora apuesta a un varietal cuya clave está en el corte de las uvas de dos regiones: El Cepillo y Chacayes, en el Valle de Uco. Sin paso por madera, este tinto logra una aromática profunda que conjuga fruta y aromas balsámicos. Expresivo, de ataque seco y fluir lineal, resulta un vino moderno y vibrante.

La Igriega Malbec (2013, $290). Paraje Altamira sigue dando que hablar con sus suelos pedregosos, cuyos vinos destacan siempre. Este nuevo proyecto es impulsado por Marcelo Goldberg, talentoso empresario textil devenido en viticultor. Junto a su hijo, Nicolás, buscan embotellar la esencia de uno de los terruños más representativos de la actualidad vitícola local. A diferencia de otros Malbec de la zona, destaca por su equilibrio y balance desde el primer sorbo. No juega con emociones fuertes sino con elegancia. Un vino singular en momentos en que verborragia pondera la suma de virtudes por sobre la elegancia austera.

También te puede interesar: nuevos y atrevidos blancos invaden el mercado

2km (2014, $395). Ubicada en Altamira, Finca Beth es un novedoso proyecto que da origen de uvas de calidad que se disputan varias bodegas. 2km es el vino debut de la finca. Elaborado por Juan Pablo Michelini, es un corte 65% Malbec y 35% Cabernet Franc fermentado en huevos de cemento y criado en barricas usadas. Vibrante de cabo a rabo, saca provecho de la frescura de la montaña con aromas de frutos rojos frescos, trazos herbales y mentolados y un dejo terroso. En boca es directo y fluido, con una elevada frescura que prolonga los sabores frutales. Vino de tendencia, para cazadores de curiosidades.

Zaha Chardonnay (2014, $300). El winemaker Alejandro Sejanovich presentó en sociedad este blanco elaborado con uvas de Los Árboles, Valle de Uco, que sigue el camino de sus hermanos tintos: expresión en clave de origen. Sin maloláctica ni paso por barrica resulta original por su aromática sutil y elegante, mientras que en boca es amplio y fresco. Un blanco que a la armonía elemental para diferenciarse.

Corazón del Sol Cabernet Franc (2013, $650). Madaiah Revana es un reconocido cardiólogo indio, fanático del vino, que hoy tiene su propio proyecto enológico en Mendoza. Su camino como viticultor lo inició en Napa Valley y luego en Oregón, donde produce vinos que han ganado renombre en los últimos años. Los tintos mendocinos van por la misma senda y las primeras añadas llamaron la atención de la crítica, algo que repite con este Franc: de expresión frutada y austera, en boca despliega buen cuerpo y textura delicada. Si en materia de Cabernet Franc parecía estar todo escrito este tinto demuestra que aún queda mucho por decir.

También te puede interesar: 10 nuevos espumosos para descubrir

Finca Pedregal (2013, $660). A pesar de sus 125 años de historia, la bodega Pascual Toso puede resultar una novedad para muchos. Básicamente por que su línea de vinos de alta gama recién desembarca este año en el mercado local. Elaborado con uvas de Finca Pedregal, ubicada en Barrancas, Maipú, este single vineyard define el perfil de este rincón histórico: corte de base Cabernet Sauvignon (62%) y el resto Malbec, resulta amplio, jugosos y de buen cuerpo, un vino complejo y elegante que demuestra que se pueden logran vinos intensos sin agotar el paladar.

Alejandro Iglesias | @AleIglesiasWine

10 vinos nuevos que vale la pena descubrir
4.63 (92.5%) 8 votos
En esta nota:

Alejandro Iglesias

Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine

Posted on