2 (40%) 4 votes

Ver gente que espera por una mesa en la puerta de un restaurante siempre genera curiosidad. Más si se trata de un local nuevo y alejado de cualquier circuito gastronómico. Esta es una de las primeras cosas que llama la atención de De Cook, la parrilla-restaurante que hace cuatro meses inauguró sobre la ribera de Quilmes, frente al río y a metros del histórico Club Pejerrey. 

En este espacio ribereño, que promete convertirse nuevamente en paseo turístico y recuperar la gloria de épocas pasadas, Gabriel Cicero y Said Anache encontraron en el club house del Centro Universitario Quilmes el lugar ideal para dar forma a un slogan que ya cuenta con muchos seguidores de la zona sur de Buenos aires: comer rico y abundante. Mientras que Anache se encarga de los cocteles de recepción y el salón, Cicero controla los fuegos. Tras pasar por varias parrillas y colaborar con su hermano

Damián en el histórico restaurante del Casal de Catalunya, hoy Cicero hace gala de una cocina simple pero muy sabrosa y a precios que sorprenden a todos los que ojean la carta. Un combo que corre de boca en boca más allá de la ribera y explica el buen movimiento que experimentan de jueves a domingo.

La cocina, con atmosfera familiar, entre club y tercer tiempo, se centra en platos típicos del gusto local con foco en la carnes asadas y con el clásico cochinillo de los Cicero como ícono. Un dato a tener en cuenta son las porciones, todas para compartir. Si se va en pareja es ideal una entrada, un principal y un postre serán más que suficiente. Sin embargo la calidad de las preparaciones tienta a probar siempre algo más. Entre las entradas las empanadas fritas de cordero ($28), la provoleta De Cook ($75), rellena con cerdo, morrón y albaca o la tortilla de papas y cebollas marcan un buen inicio. En cuanto a los principales también ofrecen pastas (a partir de $78 la porción) o si se busca algo la parrilla la especialidad es la entraña jugosa ($120) y también el bife de chorizo de 400 grs ($120) o para ir a lo más simple un parrillada para dos que se estira fácil para tres ($260). Las hamburguesas son otro hit de este local y al estar dentro de un club de rugby aseguran porciones suculentas. Cuentan con cuatro especialidades, todas acompañadas de papas fritas, desde $80.

Vinos. La selección de etiquetas es acorde a la propuesta pero con algunas perlitas que se pueden aprovechar como los varietales de Domingo Hermanos ($95), Las Perdices Malbec y Chakana Estate Cabernet Sauvignon, ambos por $130.

Detalles. No cobran servicio de mesa y con la cuenta siempre invitan copa de espumoso. Conviene prestar atención a las sugerencias del chef que figuran en la pizarra. 

GPS. De Cook.  Av. Cervantes 1345 – Ribera de Quilmes, Buenos Aires. Jueves sólo cena, Viernes a Domingo de 12 a 24 hs. Sólo efectivo.

Alejandro Iglesias

Alejandro Iglesias
Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine