Rate this post

Estar actualizado en el mercado del vino argentino parece cada día más complicado. Cada  visita a un vinoteca es asomarse a una góndola nueva. Y no sólo en la alta gama,  también en los segmentos accesibles hay propuestas novedosas e irresistibles para los paladares curiosos. Si te interesa tener la última noticia en materia de vinos agendate estas diez etiquetas para dar cátedra en el próximo asado. 

Territorio Malbec (2014, $60) Muchos amantes de los vinos buenos, bonitos y baratos ya celebran el relanzamiento en Argentina de estos vinos de Bodega Amalaya. Son tres varietales jóvenes y frescos que llegan a un precio híper competitivo. El Malbec se destaca dentro de la línea por su paladar fácil, de buen carácter y estructura. El resto son un Cabernet Sauvignon de perfil norteño y un Torrontés de notable tipicidad. Vinos que levantan la vara en un segmento vital para los consumidores locales.

Euforia Red Blend (2014, $70). Bodega Goyenechea se aggiorna y apuesta a los paladares jóvenes. En ese plan presenta un vino transgresor ya desde el nombre. Tinto de corte, el núcleo es Merlot (85%), especialidad de la casa, que se completa con Malbec. El resultado es un vino frutado y vivaz, de paladar envolvente y ataque dulzón, que logra equilibrase rápido gracias a una acidez marcada y a su cuerpo medio. Un vino fácil de tomar que además llega a un precio lógico convirtiéndolo en una gran opción para compartir con amigos en una buena picada o reuniones bien concurridas.

Críos Red Blend (2014, $109). La enóloga Susana Balbo acaba de presentar una nueva imagen para su línea de vinos jóvenes y aprovechó para sumar un tinto de corte. Elaborado con uvas de Luján de Cuyo y el Valle de Uco, su composición es 60% Malbec, 15% Cabernet Sauvignon, 15% Petit Verdot y 10% Tannat. De estilo moderno e intenso, se identifica con el perfil de la bodega y su innovadora creadora. Un tinto cosmopolita y versátil que se lleva bien con carnes rojas, fiambres y quesos duros.

Tintonegro Malbec Uco Valley (2012, $120). La dupla Sejanovich/Mausbach no dejan de mal criar a los paladares curiosos. Cada una de sus ideas se convierten en éxito ni bien llegan a la góndola. Este Malbec además de ofrecer una identidad cabal del Valle de Uco, llega con un precio difícil de igualar por otras etiquetas de la zona. Se trata de un best buy para aprovechar y conocer el sabor de Uco. Es fragante con un tono floral marcado junto a notas de frutos rojos frescos y tonos de bayas maduras. Paladar tenso, casi refrescante, de final redondo y jugoso.

Tucumen Reserva Cabernet Sauvignon (2012, $135). No se trata de un nuevo vino tucumano, sino de un homenaje de la familia Budeguer a su tierra natal, Tucumán, y al origen de sus mejores uvas, Mendoza. Si bien lo primero que llama la atención del vino es su nombre y su etiqueta, moderna y pintoresca, una vez en copa se las arregla muy bien solo. Es untuoso y expresivo, equilibrado y moderno. Un vino ideal para paladares jóvenes en busca de tendencias.

Monteflores Malbec (2014, $150). La conciencia social se ha convertido en una sana tendencia dentro de la industria vínica local. Cada día más bodegas se suman a esta movida a partir de prácticas sustentables y programas de responsabilidad social empresaria. Este compromiso se convirtió en vino, hablamos de la primera etiqueta argentina fair trade. Un Malbec elaborado por bodega Alta Vista mediante un proceso amigable con el medio ambiente y que generará ingresos para la Asociación Civil Flores del Monte, dirigida por los empleados de la bodega. Es fresco, ligero y versátil, ideal para mesas de pastas o carnes grilladas. Vale la pena el brindis.

Quorum III (blend de añadas, $210). Llegó la tercera edición del primer vino argentino que combina no sólo cepas sino también añadas. En esta tercera versión de Quorum, su enólogo, Jorge Riccitelli, eligió un Petit Verdot 2011 como protagonista con un 60% de participación. El resto del corte está compuesto por Malbec 2007 y Tannat 2010 en partes iguales. El resultado es curioso ya que, a diferencia de lo que supone la presencia del Petit Verdot, la mezcla es equilibrada y suave en paladar, con una aromática exótica con notas de frutos negros confitados, trazos de cedro y tonos herbales frescos.

Los Helechos Malbec (2012, $220). Estancia Mendoza es una bodega líder en el mercado de los vinos cotidianos donde ofrece buena relación precio calidad. Sin embargo este año decidieron entrar en la liga de los vinos de alta gama con un proyecto que se tenían bien guardado. Un tinto elaborado por un trío enológico liderado por el celebre Ángel Mendoza. Es un varietal de Malbec en el que participan uvas de El Peral, Gualtallary y La Consulta, tres de los terruños más destacados del Valle de Uco. El resultado es un vino intenso y moderno con buena frescura y cuerpo amable. El precio, fiel a la filosofía de la bodega, lo ubica como un value for money indiscutido.

Vaglio Chango (2013, $230) José Lovaglio Balbo finalmente lanzó en Argentina sus vinos de autor. Se trata de una línea donde cada etiqueta representa una etapa de su vida. Hijo de la enóloga Susana Balbo, José nació en Salta, se crió en Mendoza, estudio enología en California y  hasta vivió unos años en Biejing. Chango es un blend que resume sus recuerdo de Salta con una formula que une Tannat de Cafayate con Malbec y Cabernet Sauvignon de Altamira, Valle de Uco. Vino de buen carácter, con aromas frutales y especiados profundos, aporta un paladar intenso y sabroso. Las otras tres etiquetas, ya disponibles en vinotecas, son Chacra, Aggie y Temple.

Crua Chan Malbec (2014, $280) Andrea Muffato y Gerardo Michelini son el matrimonio enológico del momento. Sus vinos nacen de la curiosidad y son producto del instinto de ambos. En 2014 sorprendieron con Ji Ji Ji, un corte Malbec/Pinot Noir producto de una cofermentación. Este año la apuesta es algo más tradicional con este Malbec 100% de Altamira criado durante doce meses en barricas de segundo y tercer uso. Su estilo es curioso e interesante ya que brinda un perfil austero y casi desnudo del varietal y el terruño que le da origen. Fresco y jugoso con textura polvorienta en medio de paladar es un gran exponente entre los nuevos vinos de culto.

Alejandro Iglesias

Alejandro Iglesias
Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter. En twitter es @AleIglesiasWine

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here