Posted on

Qué Malbec probar para concer el sabor de cada región productora

De Salta a la Patagonia se cultiva una variedad que bate todos los récords de consumo y exportación. ¿A qué sabe el Malbec en cada una de las principales regiones productivas?

Qué Malbec probar

El Malbec es hoy la variedad insignia de Argentina. En ningún otra parte del mundo se lo cultiva como aquí: ni en esta cantidad ni con estos estilos y tipos de vinos. Y no es un capricho de bodegueros y especialistas. Es una realidad numérica que hoy asciende a 31 mil hectáreas de vid de Salta a La Patagonia, siendo la más exportada y consumida.
El problema, si cabe, resulta de la amplitud de oferta: cada vez es más difícil saber a qué sabe el Malbec antes de comprarlo. Porque a las diferencias de estilo y precio –no es lo mismo un vino de 25 a uno de 100 pesos- se suman las de origen y añada. De ahí que sea más fácil hallar un Pinot con buena tipicidad que un Malbec. Y eso, no porque el Malbec esté mal hecho, sino porque hay más variedad.
En plan de ayuda a consumidores perdidos en la maraña de Malbec, listamos una hoja de ruta sencilla para poner en orden el sabor del Malbec según las regiones.

Cafayate. Cultivado a 1700 y 2000 metros de altura, el Malbec cafayateño está entre los raros de la camada y no necesariamente es de paladar universal. Más intenso que sus pares,  su aromática resulta la más especiada de todas. Una nota frecuente en la región es el morrón asado, además de pimentón. Y al paladar destaca por una impronta algo seria, de acidez moderada y abundante extracto y peso. Eso sí: tiene los taninos suaves que distinguen al varietal. Buenos ejemplares Elementos Malbec (2011, $49) y Félix (2010, $125).

La Rioja: en los Valles de Famatina se consiguen algunos ejemplares luminosos. Entre los 1000 y 1300 metros sobre el nivel del mar, el Malbec ofrece color rojo violáceo intenso y aromáticamente se emparenta con el tono especiado que distingue a Salta. Con una boca carnosa y de buen volumen. Un tinto ejemplar es el poco conocido Collovati Malbec (2009, $120).

San Juan: no es una región rica en esta variedad, excepción hecha de los cultivos del Pedernal. Por su ubicación cordillerana, y la altura promedio de mil metros, este valle montañoso ofrece un clima fresco para las uvas, que los acerca a los de Luján de Cuyo. Para probar uno bueno y complejo, PAZ Malbec (2009, $100).

Mendoza: como es la zona más extensa y la más cultivada (concentra el 80%), hay que desplegarla en regiones menores, que adquieren características únicas.

Luján de Cuyo: al sur de la capital y 1000 metros en promedio, con suelos bien pobres, permite obtener Malbec frutados y levemente especiados, concentrados y de taninos muy finos. Un buen ejemplar, entre los muchos que hay, puede ser Norton DOC (2010, $70) con uvas de Agrelo; o bien Luigi Bosca DOC (2010, $180), con uvas de Vistalba, concentrado y elegante. La sigla DOC significa Denominación de Origen Controlada y es la única en vigencia plena, aunque con pocos adherentes.

Valle de Uco
. Ubicada a 80 kilómetros al sur de Mendoza es una zona fría que arranca a los 900 metros y termina a los 1600 sobre el nivel del mar y al pie de los cerros. Aquí se distinguen dos tipos de Malbec bien claros. Los de zonas relativamente bajas y con suelos profundos, como La Consulta –complejos, de taninos redondos y boca carnosa y fresca- donde Familia Vicentín Gen (2011, $125) es un excelente y novedoso ejemplar. O bien los de zonas altas –con intensidad de aromas frutales, acidez jugosa y textura de tiza como trazo dominante- del que Salentein Reserve (2011, $97) es un ejemplar perfecto.

San Rafael. Cuna de vinos clásicos, en especial de Cabernet, el Malbec de esta región se parece al de Luján, con la salvedad hecha de un color más profundo, vivo y violáceo, y la ausencia de notas especiadas. En suma, un Malbec más fresco, del que conviene probar Famiglia Bianchi (2010, $89) o bien Quinta Generación (2008, $99).

Patagonia. Al sur del río colorado se distinguen dos tipos de Malbec: los cultivados en San Patricio del Chañar y el Alto Valle. Los primeros, plantados hace una década, ofrecen un perfil de color profundo, frutado a secas y de textura carnosa con rica frescura, sobre todo. Ejemplo cabal es Saurus Patagonia Select Malbec (2010, $97). Los del Alto Valle, en cambio, son frutados y algo vegetales, delgados y de frescura marcada; un ejemplar perfecto es Marcus Gran Reserva (2010, $220), al que conviene esperar una vez abierto. ¿La diferencia? Más que nada de selección de plantas, viento y el tipo de suelo.

Joaquín Hidalgo

Qué Malbec probar para concer el sabor de cada región productora
4.5 (90%) 2 votos
En esta nota:

Joaquín Hidalgo

Es periodista y enólogo y escribe como cata: busca curiosidades, experimenta en formatos y tiene una pluma capaz de desentrañar el secreto áspero del tanino o de evocar el sabor perdido de unas granadas en la infancia. Lleva más de quince años en esto. Lo leen en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) o bien en importantes medios nacionales, como La Nación Revista, La Mañana de Neuquén, Playboy y JOY, entre otros. En twitter es @hidalgovinos

Posted on